Header Saona. Amor al mediterráneo, 2020

Saona:
Amor al mediterráneo

CONTEXTO

Hace 7 años el restaurante Saona nació en Valencia. Su asequible propuesta gastronómica inspirada en el recetario mediterráneo en un cuidado espacio de ambiente balear se convirtió rápidamente en un éxito. Hoy el Grupo Saona cuenta con más de 20 restaurantes en sus cuatro formatos (Saona Quick, Turqueta, Tago Mago y Saona) repartidos entre Valencia, algunas ciudades de la costa mediterránea y Madrid. En los próximos meses el grupo tiene la intención de seguir creciendo por todo el territorio nacional.

RETO

Debido a su expansión el grupo necesitaba construir e invertir en su marca principal, creando una propuesta de valor y un universo que le permitiese ser un referente dentro de la categoría de grandes grupos de restauración españoles. El reto de Saona era ofrecer una experiencia lo más diferenciada, auténtica y reconocible posible.

SOLUCIÓN

Tras un diagnóstico profundo de la marca, su contexto actual y un estudio de sus competidores, necesitábamos concretar los atributos diferenciales de Saona, y entender qué es lo que hace único al grupo de restauración.

Decidimos pasar de la propuesta “Friendly coffee& food” que se centraba en el producto, a un posicionamiento mucho más aspiracional que nos permitiese capitalizar un territorio, generar una mayor y mejor experiencia y por tanto llegar a audiencias más amplías.

“Amor al mediterráneo” es una declaración. La historia de amor de su fundador y una actitud ante la vida. Amor al mediterráneo nos habla del disfrute, el cuidado y la conservación.

A través de esa promesa, definimos los nuevos pilares sobre los que se asentaría el grupo: La celebración de la gastronomía típica mediterránea y la actitud romántica e idealista de sus clientes. Todo ello nutrido por el Amor a nuestro mediterráneo (sostenibilidad) y a nuestro diseño (interiorismo). Saona como un espacio seductor donde celebrar el amor a la cultura mediterránea. Un amor compartido por toda su comunidad.

IDENTIDAD VISUAL

Asentándonos en ese Amor, idealista y compartido evolucionamos los códigos visuales de la marca. Dimos vida y movimiento a su imagen, incorporando nuevos colores, tipografías y conceptos que permitieran ampliar nuestro abanico de recursos convirtiendo la marca SAONA en una actitud, un estilo de vida.