Vivimos en una época de cambios profundos. El mundo se está convirtiendo en cierta forma en algo radical. Radicalmente mutante, veloz y complejo. Cada vez es más difícil saber quienes somos. Estamos en esa época en la que nadie parece entender mucho nada y todo parece haber quedado, de golpe, oxidado, o, peor aún; irrelevante ¿La constante? Cada vez parece más necesaria esa capacidad de modificar nuestra forma de ser, vivir y sentir.

Hemos pasado de un panorama de marcas estáticas, basadas en reglas y contextos menos diversos, a estar ante un panorama más fluido que nunca. Las fronteras se desdibujan. Las marcas se comportan como auténticos organismos vivos. ¿Cómo se afronta algo así? dando lo mismo. Redefiniendo nuestra forma de abordar los proyectos. Nuestra forma de trabajar.

Las marcas no son estáticas, por lo que necesitamos, más que nunca, trabajar desde un enfoque multidisciplinar para construirlas.

¿Dónde están los límites de una marca? ¿Cómo podemos trabajar en marcas con una mayor capacidad de adaptación? siendo los primeros en adaptarnos. La separación de conocimientos o disciplinas ha dejado de tener sentido (si es que alguna vez lo tuvo) Estrategia, publicidad, diseño, branding, dirección de arte… A día de hoy la realidad es que es imposible llevar a cabo un ejercicio de branding coherente sin tener en cuenta cada uno de los ingredientes claves a la hora de pensar, elaborar y lanzar una marca. Y esta resolución se ha convertido en una especie de mantra para nosotros. 

Mentalidad crítica y capacidad de trabajar en un entorno interdisciplinar, en diferentes espacios relacionados con el mundo de las marcas.

Estrategia + creatividad + diseño

En conjunto o por separado. Tres equipos claramente diferenciados que trabajan como especialistas en cada área para crear proyectos globales, asegurándose de que ninguno de los tres componentes falte y de que en cada parcela damos lo mejor de nosotros.

Nuestro trabajo como agencia requiere actualmente un modelo abierto que nos permita cambios, adaptación sobre el momento. Esto implica la unión de diferentes perfiles creativos que aúnen todos los aspectos en los que una marca pueda manifestarse de cara a sus audiencias. Desde la conceptualización, producción y mantenimiento, hasta la creación de campañas y contenidos.

Y es que ¿En qué debemos centrarnos cuando todo cambia? El mundo en el que vivimos requiere diferentes perspectivas para responder a personas más complejas y más sujetas al cambio que nunca. No olvidemos justamente eso, no existe marca sin personas. Es eso que llamamos retroalimentación.

 

0 %

Kids. Agencia Estratégica Creativa © 2022